Alimentación en la primera infancia: Cuatro claves

Cuando hablamos de la nutrición en la primera infancia, es importante tener claro que los objetivos de la alimentación de los niños en edad escolar son: asegurar un crecimiento y desarrollo adecuados teniendo en cuenta su actividad física; y promover hábitos alimentarios saludables para prevenir enfermedades nutricionales a corto y largo plazo.

Por esta razón la dieta de los preescolares debe ser completa, equilibrada, suficiente y adecuada, teniendo en cuenta cuatro elementos fundamentales:

Características biológicas de la etapa preescolar: Disminución del apetito e interés por los alimentos, primer contacto con la colectividad entre otros factores que provocan inapetencia en esta etapa de la vida.

Recomendaciones nutricionales para el grupo poblacional: Inclusión de todos los grupos de alimentos como frutas, verduras, lácteos, cereales, alimentos proteicos, leguminosas. El desayuno es la comida más importante del día debido a que metabólicamente activa el cuerpo humano y rompe el periodo de ayuno prolongado, es esencial para el desarrollo de todos los órganos y procesos cognitivos en la edad escolar.

Distribución de los tiempos de comida: El desayuno debe ocupar el 25% del total de comidas diarias (5 tiempos al día), por tanto, debe incluir porciones adecuadas de fruta, cereal, proteína y lácteo.

Padres como espejo de los niños: El ejemplo que se brinda a los hijos en costumbres alimentarias es fundamental para la adopción de adecuados hábitos alimentarios, por tanto si se quiere que el consumo de alimentos benéficos aumente, los padres deben garantizar la disponibilidad de los mismos y dar ejemplo al consumirlos adecuadamente.

 Teniendo en cuenta los elementos mencionados es importante que, ante un cambio en la dieta del niño, los padres se asesoren de un nutricionista y no de los comerciales en medios de comunicación, pues no son una fuente confiable.  Atendamos las necesidades de esta etapa de la vida la cual sin lugar a duda influirá en la adultez.

Deja un comentario